¿Qué te duele cuando te duele la cabeza?

Como ya lo he comentando en otras publicaciones, somos seres multidimensionales (físico, mental, emocional, espiritual) y la enfermedad o el dolor, si bien los sentimos en nuestro cuerpo físico, tiene su origen en la parte mental o emocional. Se trata de  mensajes del alma que nos vienen a decir que hay una necesidad no cubierta (mental, emocional o espiritual) o que cometimos ciertos errores; y que es el momento de encontrarles y comprender qué nos vienen a decir pera así sanarnos y por añadidura, curarnos.

Algo muy común en nuestros tiempos son los dolores de cabeza o cefaleas, que según la medicina son los  trastornos neurológicos más frecuentes e incapacitantes y constituyen una de las formas más comunes de dolor en las personas.

Las formas más comunes de este padecimiento, asociado principalmente al estrés, corresponden a lo que se denomina como cefaleas primarias y entre ellas encontramos la migraña  y  la cefalea de tensión. Son conocidas como cefaleas primarias porque el dolor de cabeza es el principal síntoma, mientras que en las cefaleas secundarias los dolores de cabeza se deben a una lesión, tumor  o enfermedad concreta como por ejemplo afecciones de la tiroides, epilepsia o infecciones.

Migraña

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la migraña ocupa el lugar número 19 de las enfermedades causantes de incapacidad y está presente en el 14% de la población en México.

La migraña se caracteriza por episodios de dolor, como martillazos, en un lado de la cabeza. Suele acompañarse de náuseas y vómitos, así como hipersensibilidad a la luz, al sonido y al movimiento. Los episodios duran entre cuatro horas y tres días, y son tan intensos que obligan a dejar las actividades habituales y meterse en la cama, a oscuras.

No se conoce la causa exacta de la migraña, pero sí se sabe que el estrés, las hormonas, el ayuno, las alteraciones del sueño, el alcohol, el tabaco, determinados factores medioambientales como el  humo, luz brillante, cambios de clima, olores, calor y algunos fármacos desencadenantes la migraña, por lo que evitarlos puede disminuir la frecuencia de los episodios de dolor.

Cefalea tensional

En México, entre 60 y 80 % de la población sufre cefaleas primarias tensionales. Se presenta en forma de dolor localizado en la región occipital de la cabeza o en la frente a manera de banda o casco, alcanzando en ocasiones a la región cervical. El dolor es de moderada intensidad (menos que la migraña) y no suele acompañarse de náuseas o hipersensibilidad al sonido y a la luz. Tampoco suele empeorar con el ejercicio físico. Suele estar presente todo el día y generalmente no impide a la persona desarrollar su actividad física habitual.

La cefalea de tensión puede durar desde 30 minutos hasta siete días, aunque lo más frecuente es que dure de cuatro a 13 horas.

Las causas de una cefalea de tensión no están del todo claras. Se suele usar el término de “tensión” ya que se deduce que puede estar provocada por una tensión muscular o mental, pero no se descartan otro tipo de factores.

Ya sea que se trate de migraña o cefaleas tensionales, el dolor de cabeza, hablando holísticamente, indica que no te aceptas tal y como eres en algún área de tu vida, que te desvalorizas, no te aprecías, que te percibes como insuficiente. Puede que creas que debes esforzarte en hacer o tener algo para conseguir aceptación, eres muy críticx contigo mismx. A veces indica mucho miedo.

Con el  dolor de cabeza,  tu cuerpo te avisa que es momento de empezar a amarte de manera incondicional, con todos los errores y defectos que ves en ti pues, hagas lo que hagas y seas como seas, eres dignx de amor.

Puedes empezar a amarte, cambiando esos pensamientos que te dicen que no eres suficiente. Lo primero es aprender a identificarlos y en cuanto lleguen a tu mente sustituirlos por pensamientos positivos. Esto lo puedes realizar a través de afirmaciones. Aquí dejo algunas y recuerda repetir esta afirmación al menos un minuto.

  • Me amo y me apruebo. Me veo a mi mismx y lo que hago con ojos de amor. Estoy a salvo.
  • Elijo apreciarme y valorarme tal y como soy en este momento. Soy un ser perfecto siempre.
  • Acepto ser como soy, aunque otras personas no me aprecien o quieran que sea diferente.
  • Me relajo en mi forma de ser y dejo que mi verdad fluya hacia fuera desde mi corazón.
  • Elijo aceptarme con mis virtudes y mis defectos. Soy una persona maravillosa.
  • Yo valgo, soy una buena persona, merezco amor, y soy dignx de ser amadx.
  • No tengo que hacer nada, ni tener nada para ser amadx, me merezco amor siempre, pase lo que pase.
  • Soy una persona digna de guiar a otros, y me dejo guiar por mi intuición y mi amor.
  • Me permito relajarme y dejar que mi mente procese a su ritmo la información; me tomo mi tiempo para entender mis procesos.
  • Me relajo en el flujo de la vida y dejo que ésta me provea de todo lo que necesito, con comodidad y fácilmente. La vida es para mí.

 

Referencias

– Academia Mexicana de Neurología. Cefalea: Más que un simple dolor. Consultada el 29 de mayo en: http://revmexneuroci.com/wp-content/uploads/2016/03/RevMexNeuroci-No-6-Nov-Dic-2015-41-53-R.pdf

– INNN. Padece migraña 14% de la población. Consultada el 29 de mayo en: https://www.gob.mx/salud/prensa/040-padece-migrana-14-por-ciento-de-la-poblacion

–  Requena, Manuel. (2016). Aprende a interpretar con amor los mensajes de tu cuerpo.

– L. Hay, Louise. (2009). Tú puedes sanar tu cuerpo. México: Editorial Planeta.

– Sociedad Española de Neurología. Guía oficial de práctica clínica en cefaleas 2015. Consultada el 29 de mayo en:   http://gecsen.sen.es/pdf/GUIA_NEURO_2015.pdf

– UNAM. En la UNAM, tratamiento multidisciplinario para cefalea tensional y migraña. Consultada el 29 de mayo en: http://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2016_483.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *