Ritual de Cumpleaños

Cumplir años es un evento muy especial en nuestras vidas. Y es que cumplir años significa cerrar un nuevo círculo de vida. Cumplir viene del Latín complere que significa llenar completamente, completar.
En el plano espiritual, cumplir años sería como dar una vuelta más en una espiral ascendente donde cada año es una vuelta, que nos coloca en el mismo lugar pero en diferente posición, en teoría, más arriba.

Este juego de estar en el mismo sitio pero en diferente plano podría significar un poco más de lucidez, de libertad, de madurez, de experiencia y aprendizajes hechos.

Y este ciclo completado es también el inicio de uno nuevo y de acuerdo con la cultura de la que vengas o en la que te encuentres viviendo en este momento específico, seguramente puedes encontrar un ritual especial para esta ocasión.

Así que no importa si siempre haces lo mismo para tus cumpleaños o por el contrario todo cambia y fluyes cuando se trata de rituales ¡Si es tu cumpleaños vale la pena vivirlo al máximo, disfrutar y agradecer!

Yo por ejemplo, siempre prendo una vela y agradezco, me pongo algo que me hace sentir hermosa y cómoda y estreno cualquier cosa, puede ser un detalle no forzosamente algo lujoso. Como en mi pueblo las celebraciones duran 8 días, yo me lo tomo muy apecho y procuro celebrarme mínimo 8 días reuniéndome con la gente que me quiere.

Además de los rituales más conocidos como apagar las velas del pastel, comer tu comida favorita, hacer una fiesta, brindar a tu salud, te comparto otra serie de rituales que creo, deberías hacer sí o sí el día de tu cumpleaños.

  • Vestir de blanco para recibir la energía de este nuevo ciclo.
  • Hacer una oración especial con velas y flores blancas, además con incienso para llenar de luz este nuevo camino o esta nueva etapa de tu vida.
  • Festejar con pastel redondo que representa un mándala de colores y lo infinito de la vida.
  • Pedir a tus amistades y conocidos que en cada felicitación te llenen de luz y amor, es decir que te feliciten con conciencia plena, las palabras y los deseos son energía que llenaran de luz tu nuevo ciclo.
  • Escribir un resumen de tus logros personales (esto lo puedes hacer la noche anterior)
  • Hacer un plan para este nuevo año, en cuanto a crecimiento interno y plasmarlo por escrito.
  • Agradecer por todo lo que recibiste este año que termina, como un gran ciclo de aprendizaje y crecimiento.
  • Visualizar y expresar tus deseos en voz alta, para ti y para el mundo, pues este día la luz que llega a tu vida tiene una magia especial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *