Guía para sobrevivir a Mercurio retrógrado

Cada tres meses volvemos a encontrarnos con este controversial tema de Mercurio retrógrado ¿Pero tú sabes exactamente qué significa?
Más allá de atribuirle la culpa por muchos de nuestros errores, cada que Mercurio se encuentra retrógrado la gente lo asocia con problemas de comunicación y tecnología.

Y es que al planeta más cercano al sol se le asocia con todo lo que tiene que ver con lo comunicativo y con el entendimiento entre unxs y otrxs.  

En el mundo de la astrología, Mercurio rige todo tipo de reglas de comunicación, incluyendo, el escuchar, hablar, aprender, leer, editar, investigar, negociar, vender y comprar. Por otro lado, hay quienes aseguran que este planeta rige todo lo que tiene que ver con contratos, acuerdos formales, documentos importantes así como viajes y transporte. Por eso, se cree que cuando Mercurio “retrocede”, estas áreas tiende a desordenarse o salirse de control.

De acuerdo a la astrofísica de la Universidad de Oxford, Rebecca Smethurst, la retrogradación mercuriana sucede porque mercurio gira más rápido que la tierra alrededor del soy y entonces desde nuestra perspectiva (la de la tierra) da la impresión de que el planeta en lugar de estar avanzando está retrocediendo, pero también asegura que se trata sólo de una percepción porque el planeta sigue dando vueltas y avanzando normalmente.
Este suceso ha marcado subconscientemente el imaginario colectivo y las personas al ver que Mercurio “regresa” empezamos a vibrar con la idea de que todas las características que se le atribuyen van para atrás también. Desde una perspectiva simbólica, la retrogradación de un planeta dificultará entonces el flujo natural de la energía que ese astro representa. En pocas palabras, nos encontraremos ante un  debilitamiento en las comunicaciones, la lógica y la tecnología con una tendencia general de introversión mental.

Así, este fenómeno astronómico que tiene un periodo de tres semanas y se repite cada tres meses, se asocia a malos entendidos y problemas con la tecnología y el transporte y aunque te puede afectar o no, siempre es importante tomarlo en cuanta para cuidar la manera en que nos expresamos y no desesperar ante la tecnología o los transportes si fallan.

¿Qué se espera de estos días?

  • Mucho tránsito
  • Tensión laboral
  • Olvidar palabras
  • Posibles sentimientos de duda y ansiedad
  • Caer en temas controversiales y no llegar a nada, pueden terminar en rompimientos
  • Tener complicaciones en relación a papeles, trámites, asuntos comerciales o servicios
  • Problemas con dispositivos electrónicos y tecnológicos

¿Cómo podemos contrarrestar a Mercurio retrógrado?

  • Sé más flexible
  • Llénate de paciencia
  • Cuida la manera en la que te expresas
  • Viaja con anticipación o destina tiempo extra cuando tomes cualquier tipo de transportarte
  • Evita firmar contratos importantes sin antes haberlo analizado con mucho cuidado
  • Verifica tus correos electrónicos o cualquier cosas que escribas antes de mandarla
  • No tomes decisiones importantes en momentos de euforia, tristeza, depresión o demasiada alegría
  • No te dejes llevar por malos comentarios o chismes, seguramente solamente se trata de un malentendido
  • Date tiempo para la reflexión y para escuchar lo que sientes y piensas
  • Cada vez que dudes de ti misma recuerda que estamos en Mercurio Retrógrado. Lo único que tienes que hacer es ser más objetiva y actuar desde ahí

¿Cómo podemos evitar que Mercurio Retrógrado nos afecte?

Tienes tres meses para prepararte para trabajar en tus habilidades comunicativas, en tu manejo de la tecnología, en tu puntualidad y formalidad, en el equilibrio de tus emociones y darte tiempo para ir hacia adentro, la meditación es una gran herramienta y conectar tus procesos mentales con la acción.

Si lo haces, en la próxima ocasión que Mercurio esté retrógrado, seguro no te afectará igual.

Todo es una oportunidad para crecer así que ¡Aprovecha las enseñanzas de Mercurio y evoluciona!

Fechas de Mercurio retrógrado (2021)

30 de enero – 20 de febrero
29 de mayo –  22 de junio
27 de septiembre – 18 de octubre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *