El Rayo Naranja de la Abundancia

A este rayo, el sexto[1], le corresponde la energía de la Gracia, la Providencia, el Suministro, el Ministerio (Servicio) y la Provisión (Junto con el rayo Verde).También representa la Paz y la serenidad.

Su color en el plano metafísico resulta de la combinación del amarillo-oro y el rojo-rubí, es lo que se conoce en el plano terrenal como color anaranjado.

Como Rayo del suministro no se ha puntualizado  si se trata del suministro de algo en particular, es decir, no se ha limitado, dando a entender que se nos suministrará cualquier cosa que necesitemos, sea lo que sea, por esta razón se le conoce como el rayo de la Abundancia, de la Prosperidad y Riqueza. Nos aporta todo lo que necesitamos a nivel material, emocional y espiritual.

Por ejemplo, esta energía nos ayuda a resolver los problemas de ira y temor ya que nos envuelve en la paz y la tranquilidad que tanto necesitamos calmando la ansiedad y trayendo a nuestras vidas el poder de la esperanza.

El rayo Oro-Rubí o Naranja también alienta a las nuevas vidas, asiste y apoya al ministerio y es el que da ánimo para que continuemos al servicio de nuestros semejantes.

El chakra del plexo solar es el instrumento de este rayo por ser lugar donde se irradia la paz. Su cuarzo, el citrino, nos permite conectar guías y maestros espirituales. Combate con fuerza los problemas del cuerpo y de la mente. Proporciona una energía para regular todas las influencias externas en pro de una mejor salud en general.

Esta llama es de mucho valor en los planos espirituales ya que representa el Amor Divino, la paz y la gracia; lo más estimado y selecto.

La providencia que irradia este Rayo es motivo de gran devoción y reverencia. Su piedra es el Rubí.

Su Llave Tonal se encuentra, por poner algunos ejemplos, en el Adagio del Concierto de Violín N° 1, Op. 26 de Max Bruch; en el Tema de amor de Romeo y Julieta de Tchaikovsky; en Noche de Paz de Franz Grüber y la Canción de cuna de Johannes Brahms.

El Arcángel que le corresponde es Uriel, y su Arcangelina aurora, y ellos y sus ángeles  de la Paz aportan paz interior y dan solución a problemas de ira y temores en general, tranquilidad de espíritu.

Cuando estés nerviosx, o cuando algo necesite pacificación, invoca este rayo, lo mismo cuando necesites provisión, especialmente antes de dormir. Su día es el viernes.

[1] Existen en el Universo siete rayos cósmicos, siete vibraciones maestras de lo que todo lo que existe está hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *