De sismos, pandemias y el chakra raíz

Este chakra se llama Muladhara, cuyo significado es Raíz y/o Fundamento.  Se localiza en la Base de la columna vertebral a la altura del cóccix, como un cono o embudo entre los muslos orientado hacia el suelo y conecta en nuestro cuerpo con todas las partes sólidas del organismo como pies, piernas, huesos, recto, intestino y sangre.

A nivel energético es el que nos arraiga a la tierra, el que nos permite sentir estabilidad en la vida, confianza, seguridad, serenidad, ser perseverantes. Integra nuestra multidimensionalidad.

Es por ello que cuando nos enfrentamos a un movimiento fuerte de la tierra, como los sismos, en muchxs  de nosotros es el primero que se nos puede cerrar o cambiar su nivel de frecuencia y es normal. La buena noticia es que además de alguna terapia energética que te permita desbloquearlo e incluso trabajar en las emociones que permitieron que este chakra saliera de equilibrio (¿Por qué tienes tanto miedo? ¿En qué o en quién no estás confiando?) tú puedes hacer diferentes cosas para mantenerlo abierto y recargado.

¿Qué pasa cuando se bloquea el chakra Muladhara?

Pues empezamos a sentir ansiedad y miedo e incluso, terror y pánico. A la larga nos enfrentaremos a una falta de compromiso, inseguridad, sentimos que somos incapaces de defendernos ante lo externo, experimentamos cansancio, desánimo, pérdida de trabajo, apego al dinero, culpa timidez y egoísmo.

¿Qué podemos hacer para mantenerlo en equilibrio?

Podemos desbloquearlo a través de alguna terapia energética, haciendo Chi Kung o Yoga, meditando. Una vez que ya lo desbloqueaste, o si el bloqueo no es muy grande, lo puedes mantener en equilibrio realizando alguna de las siguientes prácticas. Escoge con las que te sientas más cómoda, hazlas las veces que quieras e incluso combínalas entre sí.

  • Escucha música de tambores con ritmos persistentes, estimulantes y compulsivos. También funcionan sonidos de la naturaleza, como una selva, pájaros, oleaje, etcétera.
  • Camina descalza y/o siéntate en la tierra.
  • Conecta con tu cadera, haz movimientos circulares amplios y en forma de ocho. También puedes bailar ritmos como la salsa, cumbia o danza árabe.
  • Haz ejercicio como correr, saltar, patear, bailar.
  • Come, descansa, duerme.
  • Consigue alguna de las piedras del primer chakra (granate, amatista, pirita, ruby, obsidiana, ágata cornalina), ponla en tu mano izquierda y cierra la mano. Tómate el tiempo que quieras para visualizar como una energía roja brillante sale de la piedra que has escogido y va recorriendo todo tu cuerpo hasta llegar a tu primer chakra. Una vez allí visualiza cómo va limpiando y desatascando todo lo que pueda estar obstruido o sucio. También la puedes llevar pegada a tu cuerpo como pulsera o dije.
  • Usa alguna prenda de vestir o visualiza el color rojo. Consigue una cartulina u hoja de color rojo brillante, es el color de éste chakra, y obsérvala detenidamente durante unos instantes (no más de 3 minutos para que tus ojos no sufran). Presta mucha atención a cómo te sientes, si se te viene algo a la mente, etcétera.
  • Utiliza el poder del sonido cantando mantras.  El mantra para el primer chakra es  LAM que se pronunciará laaaaaaammmmmmm. Repite 21 veces  acompañando con la respiración, hazlo cuando exhales.
  • Aprovecha las esencias e inciensos dedicados a este chakra (rosa, jazmín, clavo, sándalo). Sólo tienes que  encender el incienso o poner la esencia en un lugar donde te encuentres para inhalar tranquilamente su aroma.
  • Realiza afirmaciones:
    •  Siento el apoyo de la Tierra bajo mis pies y soy amada incondicionalmente. Estoy segura.
    • Estoy en paz con mi centro interior que es calmo y seguro.
    • Dejo que mi inteligencia corporal haga su trabajo de sanación de forma natural.
    • Me libero de lo antiguo, me centro en la tierra y me siento unida a lo esencial.
    • Confío en la bondad de la vida y me dejo llevar. Voy a estar bien.

Recuerda hacerlas de tres en tres y mínimo tres veces al día.

Ten en cuenta que si vives en una zona sísmica, lo único seguro es que volverá a temblar, si vives en zona de huracanes tarde o temprano llegará otro tifón y si estamos como humanidad atravesando por alguna pandemia, sólo podemos seguir las instrucciones y confiar en que estaremos bien.

Intenta conectar con la enseñanza que trae una experiencia como ésta, trabaja tus apegos materiales, sana viejas heridas, haz las paces con quien tengas que hacerlas, dile a la gente que es importante para ti que la amas y  prepara tu espíritu para lo que viene.

Espero que estos tips te sean de ayuda. Bendiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *