Cuarzos, propiedades energéticas

Los cuarzos contienen un inmenso potencial energético que ha sido utilizado por diferentes culturas antiguas.

Entre las cualidades energéticas de los cristales de cuarzo se encuentra la propiedad de equilibrar ambientes gracias a sus condiciones receptivas. Limpian y ordenan los espacios de los campos magnéticos emitidos por nuestras cargas emocionales (tristeza, enojo, frustración, miedo, agotamiento, etcétera) y también las provocadas por campos magnéticos artificiales como wifis o aparatos electrónicos. Poseen la gran cualidad de transmutar y acumular la energía y liberarla en el momento necesario.

Estas son las propiedades generales pero cada cuarzo, dependiendo de su color, posee características específicas.

  • Cuarzo cristal (transparente, también conocido como cuarzo roca) es el mineral de sanación por excelencia, ideal para relajar la mente y absorber el estrés. Está relacionado con el chakra Corona pero se puede utilizar en cualquier otro centro para ayudar a potenciar, canalizar o equilibrar la energía.
    No se recomienda usarlo antes de dormir o en  dormitorios ya que es activador, potencializador y amplificador por lo que también se recomienda usarlo con la intención bien clara y enfocada. Protege el aura. Disuelve semillas kármicas
    En forma de drusa ayuda a dinamizar y limpiar la energía del espacio y también de los objetos que se le coloquen encima de él.
  • Cuarzo rosa, el cristal rosa representa la energía del amor y la tranquilidad. Es una piedra de sanación muy útil que permite liberar las emociones reprimidas en el corazón. Propicia la amistad, el amor y la armonía. Es muy adecuada para los niños por su suavidad y dulzura. Facilita cambios profundos. Asociada al chakra Corazón.
  • Venturina (cuarzo verde) conocido como la piedra de la eternidad, se expande durante el día soltando toda su energía positiva y se contrae por la noche a la vez que recoge todo lo negativo que hay a su alrededor. Aporta equilibrio y bienestar. Es una piedra suave de armonía y renovación. Se considera una piedra de bienestar y prosperidad. Proporciona equilibrio entre la mente y el cuerpo, aportando estabilidad y calma emocional. Útil para la sanación general, considerada también como amuleto para la buena suerte y la felicidad. Suele usarse como antiinflamatorio, para dolencias de la piel y de los ojos.
  • Amatista (cuarzo violeta) conocida como la piedra de la armonía, la transmutación y la espiritualidad. Ayuda a calmar la mente y en la relajación, propiciando de esta manera la conexión con nuestra intuición. Es por este motivo que la amatista suele ser un buen complemento para la práctica de meditación. Indicada para mantener la entereza en situaciones de estrés y también para favorecer el buen dormir, así como para ayudar en casos de insomnio o pesadillas. Alivia los dolores de cabeza, mejora el aspecto de la piel irritada por piquetes de insectos. También aumenta los estados de consciencia.
    Una geoda o drusa de amatista de buen tamaño en la casa ayuda a crear una energía limpia y armoniosa en el ambiente.
  • Citrino, se le relaciona con la creatividad y la prosperidad, por lo que suele usarse para activar ideas, aumentar la concentración, mejorar la memoria y emprender proyectos. Favorece la asimilación, tanto a nivel físico y nutritivo como a nivel emocional y espiritual. Ayuda a activar la vitalidad (energetizante), a desarrollar la voluntad, la capacidad de tomar decisiones y la intuición. Absorbe, transmuta y disipa la energía tóxica y de conflicto, su energía aporta alegría y optimismo. Ideal para el chakra Plexo solar y el chakra Corona.
  • Cuarzo rutilado (cabello de venus), es una piedra asociada a la vitalidad y a la luz que estimula la fuerza vital y la energía positiva, posee alto poder de conductividad para penetrar las corazas físicas, mentales y energéticas, facilita la comunicación con el Yo Superior ya que potencia la canalización y la conexión con los guías personales y la sabiduría interior. Gran poder curativo y energetizante. Actúa en todos los chakras. Fomenta la fuerza para enfrentarse a la realidad alejando los miedos que nos impiden avanzar. 
  • El cuarzo ahumado potencia la fuerza necesaria para realizar y llevar a cabo los propósitos. Suele utilizarse para integrar la información después de un trabajo meditativo. Ayuda a disolver las energías densas, promueve el pensamiento positivo y aporta calma emocional. 
    Físicamente el cuarzo ahumado puede ayudar a disolver los calambres y a regular los líquidos corporales. Asociado con el chakra Raíz.

Mantener nuestros cuarzos, y piedras en general limpias, es importante por lo que en otro Blog te hablaremos de métodos de limpieza física y energética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *