10 cosas que el Reiki hace por ti

Una terapia energética como el Reiki, consiste en recibir la energía del Universo, no la de la/el terapeuta, a través de una persona que funciona como canal y que trasmite la energía a través de la manos, principalmente. Esto te ayudara a subir la cantidad y calidad de energía que transita en tus cuerpos lo que a su vez equilibrará cada uno de tus sistemas a nivel celular.

Una de las grandes ventajas del Reiki es que no se enfoca solamente en tu bienestar físico, sino que al mismo tiempo trabajo en las emociones, los pensamientos y el espíritu. Este trabajo integral, u holístico, permite recuperar el estado natural de equilibrio que produce bienestar y felicidad tanto física como mentalmente.

Y como esto suena muy general, a continuación te explico los 10 principales beneficios que te puede dar una terapia Reiki.

  • Relaja: Una sesión de Reiki puede ayudar a combatir el estrés ya que recodifica y tranquiliza tus  músculos y órganos, así como tu mente.  De hecho aporta claridad a tus pensamientos. Ayuda a dormir mejor.
  • Armoniza: Hace que todas las partes del cuerpo físico vibren en la misma frecuencia, lo que permite que no haya desequilibrios.
  • Desintoxica: útil en los procesos de desintoxicación (alcohol, tabaco, drogas) pero también ayuda a limpiarte de las toxinas acumuladas, sanando tu sistema digestivo, circulatorio y linfático.
  • Libera energía bloqueada: las vivencias diarias y emociones que producen no siempre son positivas. Así que si tuviste un disgusto, un pleito, un accidente, una pérdida y no pudiste sentir toda la energía negativa, por falta de tiempo, por falta de consciencia o porque no sabías cómo, el Reiki ayudará a terminar de depurar esa energía antes de que se convierta en un padecimiento físico.
  • Aporta energía vital: Se trata de la energía sutil que recorre nuestro organismo y que permite que funcione al 100% durante un día. Hay cosas que no nos permiten tener toda la energía que necesitamos (mala alimentación, falta de ejercicio, emociones negativas, enfermedades, etcétera). Una terapia de Reiki equivale a llenar un vaso  medio vacío con agua limpia.
  • Favorece procesos de curación: Es importante tomar en cuenta que si estamos ante una enfermedad, esta debe ser tratada por un profesional de la medicina pero el Reiki ayuda a disminuir los efectos secundarios altamente nocivos que producen ciertos medicamentos y acelera el proceso físico de sanación porque trabaja a nivel celular. 
  • Aporta salud: mantiene a las células vibrando en frecuencias altas relacionadas con la salud, lo que hace que tu sistema de defensas en general se fortalezca y que se superen pequeños padecimientos, sobre todo aquellos que tienen su origen en las emociones.
  • Aporta paz interior: Esto es algo que viene por añadidura, cuando no te duele nada, no te preocupa nada y construyes con amor la vida que quieres, comienzas a experimentar un estado constante de paz y serenidad.
  • Equilibra puntos energéticos: al tratarse de canalización de energía, si bien aporta energía vital al cuerpo físico, también trabaja en los cuerpos sutiles desbloqueando y armonizando puntos importantes como Chakras, Nadis y Tantiens.
  • Se puede usar para sanar plantas y animales: Tantas ventajas no podrían quedarse en los seres humanos. La energía de Reiki aporta a otras especies  e incluso ayuda a limpiar lugares.

Las sesiones de Reiki pueden ser semanales, mensuales o como tú consideres, nunca hace daño y además te permite tomar consciencia de tu propia luz interior. Si aún no lo has experimentado ¡Anímate! ¡Lo único que puedes perder es dolor y negatividad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *